CÓMO ELEGIR A TUS PROVEEDORES

Tener un buen proveedor es casi tan importante como tener un buen menú. Ambas cosas van de la mano, ya que la calidad de las materias primas junto con su precio y disponibilidad son cruciales para el éxito de tu restaurante. 

La elección del proveedor depende de las necesidades de cada negocio. ¿Qué es lo que realmente os interesa a ti y a tu negocio? Menor coste? Calidad de los suministros? Ventajas de entrega?

Te mostramos cómo elegir un distribuidor que ayudará a que tu restaurante tenga éxito:

El primer paso para evaluar a tus proveedores es analizar detenidamente 4 criterios principales:

1. Servicio

Si el menú lo organiza tu chef o cocinero es vital que tenga buena relación con el proveedor. La comunicación, la negociación y la comprensión deben fluir entre ellos, por eso es importante que el personal de tu cocina esté listo para asumir esta tarea.

Es primordial evaluar las referencias, licencias y experiencia de la empresa proveedora.

Algunas cosas que debéis tener en mente:

  • ¿Tienen condiciones de crédito razonables?
  • ¿Su horario de entrega se ajusta a tus necesidades?
  • ¿Sus cantidades mínimas de pedido son superiores a lo que planeas pedir para un envío determinado?
  • ¿Tienen mala reputación por entregas tardías o imprecisas?
  • ¿Sus repartidores son serviciales y pacientes?

Administrar los proveedores de tu restaurante significa garantizar que todo se registre con precisión y que tus facturas estén organizadas. Haz un seguimiento con aplicaciones digitales y software. La tecnología está cada vez más arraigada en nuestros negocios, hay docenas de aplicaciones digitales y sistemas de software diseñados específicamente para ayudarte a mantenerte organizado con tus proveedores. Lo que elijas dependerá en gran medida de tu negocio, así que asegúrete de investigar a fondo no solo lo que necesitas, sino también las opiniones de los usuarios del sector.

Nuestra app puede organizar mejor tus compras a los distribuidores. Es una herramienta que te permite saber qué productos tienen mayor y menor demanda, lo que te permite tomar decisiones más precisas al realizar sus compras. Si aún no la tienes pero deseas probarla, es fácil: haz clic aquí.

2. Calidad de suministro

La forma mas fácil de saber si un proveedor se preocupa por tu restaurante es establecer una relación con él. Una buena relación vendedor-restaurante es como un matrimonio.

Recuerda que el precio es importante pero no es lo único. Es fácil caer en la trampa de solo mirar los precios que ofrecen los diferentes proveedores.

Los restaurantes tienen márgenes de ganancia reducidos, y deben buscar disminuir gastos siempre que se pueda. Sin embargo, ten en cuenta que a veces obtienes lo que pagas. Compara precios, no tienes que elegir el primer distribuidor horeca con el que te encuentres. Tómate un tiempo para investigar las opciones del proveedor . No dudes en pedir sugerencias e ideas a tu asociación o federación local de hostelería o incluso a cualquier otro proveedor con el que ya estés trabajando.

3. Confianza.

La confianza es vital, no muchos restaurantes piensan en la seguridad alimentaria al elegir un proveedor. Tómate el tiempo necesario  para conocer las implicaciones de seguridad alimentaria del mismo y preguntarle  sobre los procedimientos que tienen para mantener los alimentos a temperaturas seguras y lejos de contaminantes. Da tranquilidad saber que tu proveedor está haciendo lo mismo que tú en tu negocio para asegurarse de que no haya posibles intoxicaciones alimentarias. Consulta aquí como evitarlas.

Para equipos y grandes electrodomésticos, asegúrate de encontrar un proveedor y fabricante que ofrezca una excelente garantía sobre sus productos y una excelente política de servicio al cliente. Lo último que necesitas es que tu lavavajillas deje de funcionar un sábado por la noche y no tengas a nadie a quien llamar para arreglarlo.

Con artículos más pequeños que comprarás de manera recurrente, como productos de papel o suministros de limpieza, busca a un proveedor que sea confiable, con un precio razonable y, por supuesto, que le brinde un excelente servicio al cliente.

4. Precios

Elige proveedores locales para garantizar que los precios coincidan con el presupuesto de tu empresa. Con ellos puedes establecer precios según la temporada. 

Asegúrate de tener varios proveedores locales para preservar tus márgenes de ganancia. Si uno de ellos falla y no puede suministrarte algún producto, no tendrías que hacer alguna compra de emergencia que podría suponer un desiquilibrio en el presupuesto así como tener que modificar algún plato de la carta. 

Con otros precios constantemente fluctuantes; como los de mariscos, frutas y verduras; debes elegir buenos proveedores de acuerdo con los precios que más te convengan.

Se realista al elegir proveedores. Negocia con expectativas y promesas realistas, si te prometen la luna y parece demasiado bueno, probablemente lo sea.

Indagar sobre las ofertas de tu proveedor es parte de  tu trabajo como gerente de un restaurante. Obtener un artículo con descuento (o gratis con algo más que no estaba planeando comprar) no significa que valga la pena. Nunca aceptes nada que no necesites; asegúrate de que tengan ofertas para los artículos que realmente deseas.

Clasifica estos cuatro criterios según la importancia que tengan para tu restaurante y luego utilízalos para evaluar a tus proveedores.

Si algún proveedor actual no cumple con los cuatro criterios, es hora de comenzar a buscar uno nuevo que lo haga. Continúa utilizando los cuatro criterios para evaluar posibles nuevos proveedores. Tienes que conocer perfectamente tus necesidades, crea un presupuesto a corto, mediano y largo plazo. Esto te permitirá establecer los márgenes de gasto con  tiempo, saber cuánto invertirás en productos más rentables y cuánto en productos más caros y por qué.

Elegir los proveedores adecuados para su restaurante no es tarea fácil. Pero es algo que debes hacer para asegurarte de que puedes confiar en ellos cuando lo necesites.

Deja un comentario