6 COSAS QUE DEBES SABER PARA SER UN BUEN RESTAURADOR

Tanto si eres un restaurador novel como si no, a continuación te indicamos qué debes recordar para ser un buen gerente de un restaurante.

Gestionar un restaurante no es una tarea fácil. Requiere de mucha voluntad y paciencia para atender a los clientes, mantenerlos satisfechos y atender a todo lo que necesitan en cualquier momento. Es uno de los trabajos más difíciles, que  requiere de mucho tiempo y esfuerzo para conseguir el éxito. 

Si sueñas con tener tu propio negocio de restauración te resolvemos algunas dudas acerca de cómo comenzar:

 1. Escucha siempre a tus clientes.

Tus clientes son la base de tu negocio. Sin clientes, un negocio no funcionará ni  crecerá. Por eso debes aprender a escuchar lo que tienen que decir. Es inevitable recibir algunos comentarios negativos, pero puedes usarlos para mejorar tu servicio, el menú y todo lo demás en tu restaurante. Al aprender a escuchar a tus clientes, puedes comprender el mercado y les haces saber que sus opiniones son importantes.

2. Trata con un proveedor de confianza.

La elección de proveedor también es importante para tu negocio. Hay cientos de proveedores en el mercado, recuerda considerar siempre aquel en el que sabes que puedes confiar. Encuentra un distribuidor horeca que no solo pueda proporcionarte productos o equipos de cocina de alta calidad, sino que también tenga un excelente servicio post-venta.

3. Aprende a administrar tu flujo de caja. 

Para que tu restaurante siga funcionando, debes aprender a administrar tu flujo de efectivo  y a cómo ahorrar costes en la gestión de inventario de manera adecuada e inteligente. La administración debe incluir todo, desde el coste de los alimentos y suministros hasta el marketing y la publicidad. Así aprenderás a controlar tu capital e ingresos, y evitar el gasto excesivo o, peor aún, la bancarrota.

4. Presta atención al servicio al cliente.

El servicio al cliente es un factor importante del negocio, ya que determina la satisfacción de tus clientes. También será el factor que definirá si consigues clientes leales o no. Si a los clientes les encanta el menú que ofreces y cómo se lo sirven, entonces ten por seguro de que volverán a tu restaurante. El servicio al cliente también aumenta la promoción de la marca, ya que los clientes satisfechos pueden recomendar tu restaurante a sus amigos y familiares.

5. Acompaña a tu personal en su aprendizaje.

Indícale al personal cómo deben atender al cliente, y cuales son las normas de limpieza adecuadas para prevenir intoxicaciones alimentarias.

6. Recuerda siempre que el éxito lleva tiempo.

El éxito requiere de paciencia. No te desanimes si tu restaurante no funciona en los primeros meses.  Utiliza esto para corregir y aprender de tus errores. Usalos  como escalón para convertirte en el mejor gestor de restaurantes. Recuerda, los errores no deben detenerte, sino que deben alentarte para trabajar aún más duro. Una persona exitosa no es aquella que nunca erró, sino  la que experimenta muchos fracasos y aprende de ellos.

Deja un comentario